INTRODUCCIÓN
 
 

Es necesario que exista un equilibrio entre lo que unos y otros pueden hacer para que no haya conflictos. En nuestra vida de todos los días es imprescindible para hacer posible la convivencia democrática.

Los derechos y obligaciones siempre están juntos, como las dos caras de la misma moneda. Junto a un derecho siempre hay una obligación que lo hace posible.

Tus derechos existen porque los demás están obligados a respetarlos. Nuestros derechos terminan cuando empiezan los de los demás.

 
     
   
       
   
     
 

Para que conozcas un poco más, se te propone a ti y a tus compañeros algunas situaciones que deberán analizar para reflexionar sobre ellas.

De esta manera se te designa investigador y promotor de tus derechos.

Te deseamos mucha suerte y... ¡a trabajar!

 
     
   
       
Derechos reservados - Cristina Zárate - 2003 - San José de Mayo - Uruguay - czarate@anep.edu.uy